Comercio electrónico en Pymes

La venta online en España permanece en continuo crecimiento pero se mantiene aún lejos de la media europea dadas las limitaciones del servicio y de la distribución. Cada vez más españoles pierden el miedo a realizar sus compras por Internet, pero aún así, las cifras de los negocios e-commerce siguen estando muy por debajo de la media europea.

En torno al 28% de españoles ya compra por Internet, una porcentaje que es casi el doble que el de hace cinco años, pero aún lejos de la media y muy por debajo si lo comparamos con los casos de Gran Bretaña con un 72% o Alemania con aproximadamente el 61%. En 2014 se movieron en todo el mundo cerca de 1,1 billones de euros en ventas online.

Comercio electrónico para PYMES

Comercio electrónico para PYMES

Oportunidades para las Pymes

Según datos recientes de Eurostat, los factores como la calidad y la logística se posicionan como esenciales y prioritarios y muchas de las veces por este motivo en España las pymes no se lanzan a montar su negocio online.

El comercio electrónico abre nuevas e interesantes oportunidades para las pymes como vía de crecimiento y de expansión; pero también supone riesgos al reforzar la competencia de las grandes compañías y superficies ahogando el pequeño comercio.

El negocio e-commerce supone un camino hacia la internacionalización de las pymes, por ejemplo en el sector turístico, los productos españoles más vendidos por Internet sobrepasan nuestras fronteras. En este sentido, la Comisión Europea se ha marcado como objetivo garantizar un mercado único digital para toda la Unión que estima podría aportar a la economía del viejo continente 415.000 millones de euros anuales y cientos de miles de puestos de trabajo.

Si nos centramos en el ámbito de los recursos humanos y crecimiento se calcula que por cada empleo destruido en el comercio tradicional se generan 2,6 millones de puestos de trabajo adicionales en el electrónico.