Cada vez son más las personas que deciden emprender montando su propio comercio electrónico. Con la revolución de las nuevas tecnologías y ante la caída de las ventas en las tiendas físicas, las ventas en negocios online han sufrido un gran incremento.

Existen diferentes modelos de negocios de comercio electrónico en los que nos podemos inspirar para conseguir enfocar nuestra tienda online hacia el camino que deseamos.

Antes de empezar a montar nuestro e-commerce debemos tener en cuenta algunos conceptos fundamentales para el éxito de nuestro negocio y no cometer errores al plantear sus estrategias.

Como en todo negocio debemos tener muy claro el público objetivo al que nos vamos a dirigir en nuestra tienda online, sus características, necesidades, preferencias, etc, para así elegir el tipo de modelo de negocio que más convenga y se adapte a nuestras estrategias y objetivos.

Debemos tener claro que los comercios electrónicos se dedican actualmente sobre todo a vender productos o servicios entre personas y empresas, sin embargo, un porcentaje considerable del comercio electrónico también se dedica a la venta de artículos virtuales, como vídeo-juegos o música.

 ¿Qué ventajas podemos obtener de al montar una empresa de comercio electrónico en vez de una tienda física?

Para nosotros como empresarios:

  • La inversión al crear un comercio electrónico es mucho menor que si decidiéramos crear una tienda física, por lo tanto, tendremos una reducción de costes.
  • Una tienda online nos permite eliminar fronteras más facilmente y un alcance global mucho más rápido.
  • Este tipo de negocio nos permite una mayor y más rápida personalización en el trato con el cliente, mejorando así la calidad y la eficiencia en el servicio de atención al cliente, además de una disponibilidad de 24 horas a la semana a un bajo coste.
  • Nos permite un mayor conocimiento del cliente y de nuestros diferentes nichos de mercado, permitiéndonos conocer mejor las necesidades y expectativas de nuestros clientes objetivos. 
  • Por último, al utilizar Internet como canal de comunicación, los costes de la inversión en esta disminuyen.

Para nuestros clientes:

  • Este tipo de comercio ofrece una mayor accesibilidad y facilidad ya que los consumidores pueden realizar sus compras desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora.
  • Los clientes podrán encontrar una mayor oferta de productos y servicios disponibles y más información sobre los mismos.
  • Normalmente las compras online de productos o servicios son enviados de manera inmediata o especificando un tiempo limitado.
  • Los consumidores pueden hacer una comparativa de precios entre varios productos o servicios para decidir por el mejor le convenga.
  • Los clientes pueden hacer un rastreo de sus pedidos para saber en que estado se encuentran, cuando serán enviadas…
  • Permite compartir la experiencia de compra de los usuarios en la plataforma; algo muy valorado por los futuros clientes.

Una vez vistos los beneficios y ventajas que podemos obtener al montar un comercio electrónico, es muy importante que tengamos claro que tipo de comercio electrónico vamos a desarrollar.

comercio-electrónico

Entre los principales se encuentran los siguientes:

 

B2A: Business to Administration

El comercio electrónico B2A es un servicio que ofrece la administración a las empresas y a los ciudadanos para realizar sus trámites administrativos a través de Internet.

Esto permite:

  • Un ahorro de tiempo y esfuerzo.
  • Información siempre actualizada.
  • Disponibilidad inmediata las 24 horas del días y los 7 días de la semana.
  • Posibilidad de descargarse al instante documentos administrativos.

B2B: Business to Business

Este modelo esta orientado al negocio entre diversas empresas, es decir, donde todos los participantes son empresas y operan a través de Internet.

Algunas de las ventajas que ofrece este tipo de comercio electrónico y que han hecho que prolifere son:

  • Ahorro de tiempo y aumento de velocidad.
  • Reducción de costes.
  • Control y centralización de oferta y demanda.
  • Ampliación de mercado.
  • Negociación de precios.
  • Información de compradores, vendedores, productos y precios en un lugar común, evitando fallos de producción, logística y distribución.
  • Mayor control sobre las compras.

Por último, mencionaremos que a su vez, dentro del comercio electrónico B2B podemos distinguir entre tres modalidades:

  • El mercado controlado por el vendedor en busca de compradores.
  • El mercado controlado por el comprador que busca proveedores.
  • El mercado controlado por intermediarios que persiguen el acuerdo entre vendedores y compradores.

 B2C: Business to Consumer

Es el tipo de comercio electrónico va dirigido de las empresas al consumidor, es decir, donde se relacionan empresas con compradores.

Este tipo de comercio nos ofrece las siguientes ventajas:

  • Realizar las compras de forma más cómoda y rápida desde cualquier lugar.
  • Actualización de precios y ofertas constantemente.
  • Comparar los diferentes precios de mercado para un producto o servicio.
  • Al ser online el coste de las infraestructuras se reduce.
  • Interacción directa con los clientes finales mediante, centros de atención al cliente integrados en la web (chat, teléfono, email…)

Por otra parte, dentro de esta clasificación también podemos hacer una diferenciación entre cuatro modelos distintos:

  • Intermediarios on-line: compañías que facilitan las transacciones entre compradores y vendedores a cambio de una contraprestación económica a modo de porcentaje.
  • Modelos basados en publicidad: donde las empresas tienen sitios web de un inventario, que venden a las partes interesadas.
  • Modelos basados en la comunidad: los usuarios son los que interactúan en todo el mundo en áreas similares de interés.
  • Modelos basados en tarifas: cuando la empresa cobra una tarifa de suscripción para ver su contenido.

B2B2C: Business to Business to Consumer

Este es un tipo de comercio electrónico que agrupa el B2B y el B2C, es decir, las transacciones comerciales entre empresas, y las transacciones entre empresa y los consumidores finales.

Las ventajas más representativas de esta combinación son las siguientes:

  • Ampliación de mercado.
  • Control y centralización de oferta y demanda.
  • Interacción directa con los clientes finales mediante, centros de atención al cliente integrados en la web (chat, teléfono, email…)

B2E: Business to Employee

El comercio electrónico B2E se enfoca en las relaciones comerciales establecidas entre empresas y empleados, obteniendo ambas partes beneficios de la interacción.

Lo que se consigue con este tipo de negocio es:

  • Una mayor fidelización de los empleados.
  • Adquisición de productos o servicios con descuentos por parte de la empresa animando de esta forma a los empleados a consumir los propios productos y/o servicios de su empresa.

B2G: Business to Government

Este modelo comercio electrónico tiene el objetivo de optimizar los procesos de negociación entre empresas y gobierno, mediante sitios web especializados en la administración pública.

Mediante estas plataformas las diferentes instituciones oficiales tienen la posibilidad de contactar con sus proveedores, pudiendo agrupar ofertas o servicios.

C2B: Consumer to Business 

Son tipos de e-commerce donde se realizan transacciones de negocio originadas por el consumidor final, que es quién establece las condiciones de venta a las empresas.

 Algunas de sus características:
  • Interacción entre consumidores y empresas;
  • Bidireccionalidad;
  • Permite conseguir mejores condiciones en la oferta presentada por empresas.

C2C: Consumer to Consumer

Es el tipo de comercio donde se realizan interacciones directamente entre consumidores, aunque puede que sea con la participación de un intermediario.

Una de las estrategias más comunes del comercio electrónico C2C es facilitar la comercialización de productos y/o servicios entre particulares.

Las ventajas que ofrece son:

  • Proporciona mayor facilidad y rapidez para ofrecer productos y servicios.
  • Permite reducir de costes de gestión y publicidad
  • Ampliación y expansión de mercado.

C2G: Citizen to Government

El comercio electrónico C2G relaciona a los consumidores con el Gobierno, facilitando el intercambio telemático de transacciones entre los ciudadanos y las administraciones públicas.

Algunos de los beneficios que nos ofrecen los servicios más habituales son:

  • Accesibilidad a información.
  • Suscripción para notificaciones telemáticas.
  • Pago de tasas e impuestos.
  • Participación ciudadana.
  • Sugerencias y reclamaciones.
  • Creación y eliminación de registros.

G2B: Government to Business

Esto tipo de comercio electrónico se refiere a los negocios entre gobierno y empresas, pretendiendo mejorar los procesos de negociación entre ambos. Se aplica a portales especializados en la administración pública.

 Las principales ventajas son:

  • Una mayor tecnificación de la empresa
  • Estandarización de procesos y mejora de la prestación de servicios a los ciudadanos
  • Ahorro tiempo y dinero de las administraciones publicas.

Estos son algunos de los principales tipos de e-commerce, pero existen otros como por ejemplo E2E: Exchange to Exchange… Dependiendo de nuestras necesidades de negocio elegiremos el que mejor se adapte a el.