aspectos legales comercio electronico

Aspectos legales en comercio eléctronico

Al montar nuestra tienda online, uno de los aspectos fundamentales es definir los aspectos legales de la misma. Cómo comentábamos en nuestro artículo sobre LOPD en comercio electrónico funcionar bajo el marco de la legalidad y cumplir con la ley vigente es imprescindible para no sufrir ningún tipo de multa.

aspectos-legales-comercio-electrónico

Para ello, además de cumplir con la LOPD, en nuestro comercio electrónico debe reflejarse y explicarse los siguientes aspectos legales:

– Aviso Legal:

La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información en España (LSSICE) nos obliga a facilitar e introducir en nuestra plataforma información clara y accesible sobre el titular (persona o empresa) que se haga cargo de la actividad del sitio web.

Debemos incluir:

  • Domicilio legal, es decir, el domicilio social o dirección de nuestro establecimiento permanente.
  • NIF y Registro Mercantil.
  • Datos de contacto y mecanismos de resolución de consultas, teléfono, fax, dirección de correo electrónico.
  • Datos sobre la autorización y los identificativos de la autoridad competente en caso de ejercer una actividad sujeta a un régimen de autorización administrativa previa.

Se recomienda también incluir cualquier otro dato que permita establecer una comunicación directa y efectiva.

– Política de Cookies:

Las cookies (o galletas informáticas) son pequeñas informaciones enviadas por un sitio web y almacenadas en el navegador del usuario, de esta forma, nuestra tienda online puede consultar la actividad de un usuario y recuperar información sobre sus hábitos de navegación o de su equipo.

Las cookies además de facilitar la navegación al usuario, nos permiten realizar acciones con fines publicitarios o comerciales gracias a la información que extraemos de ellas.

Es obligatorio, según la normativa vigente, que incluyamos un aviso comunicando el uso de estas cookies al comenzar la navegación, indicando cuál es el fin de la instalación de dichas cookies y pidiendo el consentimiento explícito del usuario.

Por otra parte, las cookies tienen implicaciones importantes en la privacidad y el anonimato de los usuarios. Aunque las cookies sólo se envían al servidor que las definió o a otro en el mismo dominio, una tienda online puede contener imágenes, por ejemplo, almacenadas en servidores de otros dominios. Las cookies que se van creando durante estas peticiones se llaman cookies de terceros.

– Condiciones de venta:

Los puntos más importantes a considerar en este apartado son los siguientes:

  • Descripción del producto: Además de la información detallada en la ficha de nuestros productos, es aconsejable incluir una pequeña descripción de nuestra actividad principal.
  • Información sobre el precio de los productos: el precio final del producto debe contener todos los impuestos aplicables y gastos de envío.

En el caso de que no se pudiera indicar un precio determinado en un momento concreto, ya sea debido al tipo o naturaleza de este, se podrá elaborar un presupuesto que incluya los conceptos y otros gastos asociados o adicionales, como el transporte, etc…

  • Obligación y forma de pago: Si la realización del encargo o pedido por parte del usuario conlleva una obligación de pago, será necesario indicarlo en el proceso de adquisición con un texto que lo exponga claramente, podrían ser cadenas de texto como “comprar”, “pagar”. La expresión debe dejar claro al usuario que la adquisición del producto o servicio conlleva un desembolso o pago a través de los sistemas y formas de pago que se hayan establecido y especificado también en este apartado.
  • Garantías y devoluciones: Debemos especificar de manera clara si están incluidos o no los gastos de envío. En caso de que no lo estén el importe de este servicio, también tenemos que indicar los gastos derivados de la devolución si nuestra empresa no se hace cargo de ellos.

Para las devoluciones, el usuario dispone desde un punto de vista legal de un mínimo de 14 días hábiles para devolver el producto, en este mismo plazo se establece que debe realizarse el abono en caso de devolución.

Si decidiéramos ampliar el plazo incluirlo también en este apartado hará que nos diferenciemos sobre la competencia. Respecto al plazo de garantía se establece un mínimo de dos años.

– Atención al cliente:

  • Antes de realizar la compra, el usuario debe disponer de toda la información relacionada y detallada sobre su pedido, descripción del producto, plazos de entrega, método de pago… etc. Al finalizar la compra el usuario debe recibir la aceptación de su compra y confirmación de su pedido.
  • Respecto a los canales de atención al cliente, también es aconsejable que queden bien especificados los diferentes canales a través de los cuales pueden ponerse en contacto con nosotros y no incluir ningún número de teléfono de tarificación especial.
  • Por último, las comunicaciones comerciales o de índole promocional como las campañas de Email Marketing deben estar autorizadas por quién las recibe, a no ser que exista con anterioridad alguna actividad contractual , como una compra o encargo, y en consiguiente el permiso del cliente a través de él, como por ejemplo a mediante una casilla de verificación o aceptación.

Una vez explicados los diferentes aspectos legales que nuestro comercio electrónico debe cumplir, siempre lo más recomendable es que en la medida de lo posible acudamos a un abogado especializado en nuevas tecnologías para que nos revise los textos incluidos en nuestra tienda online y nos asegure que realmente cumplimos con lo fundamental.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *